La radiestesia es la facultad que posee el ser humano para percibir radiaciones. Mediante técnicas y disciplinas aplicadas a través de los siglos, ha alcanzado tal grado de desarrollo que permite realizar todo tipo de investigaciones, cualquiera que sea su naturaleza.

Radiestesia

A partir de las aportaciones que hizo Albert Einstein, la ciencia establece que la energía es de naturaleza vibratoria y que la materia -que es una forma particular de energía- también emite radiaciones. Nuestro organismo es un receptor que capta las radiaciones emitidas por otros cuerpos y por las diversas formas de energía.

Todo el conocimiento del universo está dentro de nosotros, la radiestesia es un método para conectarse a ese conocimiento y poder ayudar a quien lo necesite.

Algunos investigadores de este fenómeno consideran que en un futuro relativamente cercano, aproximadamente el 90% de los seres humanos llegarán a utilizar la radiestesia. Por otra parte, estas predicciones establecen que el 50% de las aplicaciones serán de naturaleza científica y tecnológica.

Aquellas personas cuyo hemisferio cerebral derecho se ha desarrollado adecuadamente, tienen el “don” para practicar la radiestesia. Pero de cualquier manera, la radiestesia tiene que aprenderse y requiere entrenamiento y perseverancia para su dominio total con el fin de captar las radiaciones emitidas por nosotros mismos y por los cuerpos y formas de energía que nos rodean.

La radiestesia facilita detectar conscientemente lo que es inconsciente, lo cual se logra a través de la intuición y de un sexto sentido, es el ejemplo de las percepciones extrasensoriales y de otras funciones del hemisferio cerebral derecho que la ciencia ha empezado a explicar en los últimos años, pero que han sido ejercidas por los seres humanos desde el origen de la especie.

La Radiestesia, es la técnica que maneja la detección del espectro completo de las radiaciones que emiten tanto los cuerpos, como las diversas formas de energía. Se detecta la manifestación de las radiaciones a través de varios instrumentos, uno de los más usados es el péndulo.


Radiestesia

El poder del péndulo tiene aplicaciones en todos los campos de la vida. El desarrollo de nuestro sexto sentido y uso de la radiestesia es sumamente útil para cualquier decisión que queremos tomar. Generalmente empleamos predominantemente las funciones racionales que lleva a cabo el hemisferio izquierdo del cerebro, con menoscabo de las sensoriales que corresponden al lado derecho y por lo tanto, somos más racionalistas y menos perceptivos e intuitivos.


Numerosos médicos emplean el péndulo para diagnosticar las enfermedades y sus causas, determinar las terapias y medicamentos adecuados, tiempo de duración de los tratamientos, así como la frecuencia y dosificación con las que debe suministrarse un medicamento.

A través de la Radiestesia y el Péndulo, INSTITUTO BÁLLOR tiene como finalidad ayudar a las personas en su desarrollo integral; detectando bloqueos energéticos y tratándolos para que la energía universal y vital se manifieste en toda su dimensión y potencialidad.